Solo un café, por favor

De Cola Cao o de Nesquik, de ducha por la mañana o por la noche, de libro en papel o digital, de café solo o con leche y mucho azúcar… siempre estaremos divididos en dos grupos de personas.

Lo mismo ocurre a la hora de ir de compras, eres de las que te gusta ir sola o prefieres ir acompañada. Si estás en el lado de estas últimas, nunca podrás entender por qué a los demás no les gusta disfrutar de ese momento de diversión con otra persona, igual que a la gran mayoría, nos cuesta entender por qué va la gente sola al cine. Pero la verdad es que hay momento en los que te gusta disfrutar de esa soledad, te apetece (o no te queda más remedio) y le empiezas a ver las ventajas.

Una chica desconocida en Green Prak
Una chica desconocida en Green Park

Es después de un viaje o una escapada sola, cuando empiezas a valorar esos momentos contigo misma, aunque sabes que te habría encantado estar con alguna persona en concreto. Pero de esta forma no esperaste ni hiciste esperar a nadie, a tu ritmo hiciste y deshiciste, paraste y te tomaste un café dónde y cuándo quisiste, sacaste mil fotos al London Eye hasta conseguir la perfecta para Instagram, disfrutaste del bullicio de la gente sin saber dónde iban, dejaste que tu mente hiciera planes que aún no sabes si podrás compartir…

Perderte en una gran ciudad sola es algo que deberías experimentar alguna vez, posiblemente hasta te apetezca entrar en alguna tienda y comprarte algo sin tener a nadie al lado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s