Flores para todo y para todos

Flores. Esos pequeños seres vivos de mil tamaños, formas, colores, texturas, olores… para todos los gustos y ocasiones, que a todos nos sacan una pequeña sonrisa sin saber muy bien el por qué.

A través de ellas puedes transmitir infinidad de mensajes, pues cada una tiene su significado. Tantos mensajes como sensaciones nos crean al verlas. Es increíble como pueden transformar una estancia, un rincón de la casa, una prenda de vestir, un simple papel… En definitiva, como añaden algo especial a cualquier cosa o lugar donde podamos imaginárnoslas.

Frida Kahlo | Foto vía: Pinterest
Frida Kahlo | Foto vía: Pinterest

Si nos ponemos a pensar, siempre están ahí en momentos espaciales de nuestra vida, nos han acompañado en esas fechas que siempre recordaremos. Todos hemos cogido flores de camino a casa para regalárselas a nuestra madre según abriese la puerta, a lo mejor para suavizar una regañina que sabías que te estaba esperando o simplemente para alegrarle el día. Luego llegó la época de deshojar margaritas: “Me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere, me quiere… ¡Me quiere!”, no se cómo pero siempre te las arreglabas para acabar la frase en positivo. Los claveles rojos, blancos y amarillos, nos ayudaron a financiarnos parte del viaje de fin de estudios, además de pasar un rato divertido leyendo las notas de quien se acordó de ti en San Valentín (os aseguro que ese rato es aun más divertido, si volvéis a leerlas años después).

Pero cuando crecemos las flores siguen estando en nuestras vidas. El jardín que se monta tu madre en casa y que luego inventarás en tu propio hogar porque te gustaba el entorno que se creaba, el primer (y a lo mejor el último) ramo de rosas que te regaló o regalaste a tu pareja o la manera de felicitar a una amiga en su primer día de trabajo, todo son situaciones que nos resultan familiares y en las que hemos sonreído delante de ellas, las flores. Por no hablar del día de tu boda, ya no es solo el ramo de la novia, ese que decidirá quien será la próxima en casarse, sino que también es toda la decoración floral que envuelve al evento, y para lo que hay auténticos artistas en crear la atmosfera perfectas a través de todo lo que transmiten las flores. Y bueno, ¿por qué no decirlo? hasta el día en que morimos estas están presentes.

Frescura, alegría, calma, vitalidad, energía, alivio… son sensaciones que siento al ver un ramo de flores. Primavera, verano, buen tiempo, sol, cañas fresquitas, amigos… es lo que me viene a la cabeza cuando veo una prenda con estampado floral. Si todo lo que transmiten es positivo ¿por qué no rodearnos más de ellas?

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s